Un bizcocho de yogur ¡Dos recetas deliciosas!

  • Bizcocho clásico de yogur con sabor a limón
  • Bizcocho integral de yogur con miel

La receta del bizcocho de yogur es probablemente una de las recetas de bizcocho más fáciles de hacer y seguro una de las más populares. En este post te vamos a enseñar dos recetas diferentes para que puedas prepararlas de una forma sencilla, rápida y fácil de recordar. Incluso puedes descargarte totalmente gratis el recetario pinchando en este enlace.

Si nunca habéis hecho un bizcocho de yogur no dejéis de intentarlo porque es muy fácil de preparar y cuándo aprendáis os servirá como base de diferentes tartas.

A nosotros personalmente nos encanta el clásico bizcocho con yogur de limón. Está delicioso, es fresco y lo preferimos porque nos encantan las recetas tradicionales de toda la vida. Pero si te apetece probar un bizcocho diferente, con menos calorías e igual de bueno también tenemos un propuesta para ti: un bizcocho de yogur hecho sin leche, sin huevos, sin azúcares añadidos (azúcar blanco) y especial para intolerantes al gluten. No es apto para celíacos. Tanto la harina de espelta como la avena llevan gluten. 

¿Cómo hacer un buen bizcocho?

Clásico bizcocho de yogur de limón

Como bien sabemos, el bizcocho de yogur es un clásico de la repostería. Está delicioso y además es super esponjoso. Ideal para cualquier momento y muy fácil de preparar. Es un postre muy típico, sobre todo en Francia ya que solía prepararse por las abuelas ya que utilizaban los propios tarros del yogur para medir los ingredientes.

Ingredientes

  • 1 yogur natural. Puedes usar un yogur de limón
  • 3 medidas de harina de trigo utilizando el recipiente del yogur. (225 gr aprox)
  • 2 medidas de azúcar blanco utilizando el recipiente del yogur. (25o gr aprox). Puedes usar azúcar moreno o stevia pero ten en cuenta que las medidas serían diferentes
  • ½ recipiente de yogur de aceite (65 gr aprox)
  • 3 huevos
  • Una copa pequeña de anís (opcional)
  • Ralladura de limón
  • 1 sobre de levadura
¡No te pierdas este artículo!   Fácil y deliciosa receta de rosquillas fritas

Elaboración

En un recipiente grande batimos con la ayuda de un varilla eléctrica o manual, los huevos con el azúcar. Si no tenemos este tipo de herramientas de cocina, podemos usar una cuchara de madera.

Para conseguir una masa esponjosa tenemos que batir bien los huevo con el azúcar. Que estos dos ingredientes se aclaren bien y no se noten grumos del azúcar. Es importante también que no dejemos reposar la masa batida, de ahí la importancia de precalentar el horno

Después incorporamos el aceite y el yogur natural. También podríamos utilizar yogur de limón para darle más sabor al bizcocho, pero en este caso nosotros nos vamos a ceñir a la receta tradicional por lo que vamos a usar ralladura de limón. Limpiamos el limón y con un rallador, rallamos la cáscara encima. Es importante que sólo rallemos la parte externa del limón (la amarilla) porque si llegamos a la parte blanca, ésta le imprimirá un amargor desagradable. Batimos y batimos hasta conseguir una masa homogénea.

Mezclamos la levadura (polvo para hornear) con la harina y tamizamos la mezcla sobre el recipiente. Utiliza un colador para tamizar la harina. Es importante hacer este proceso para que la harina coja aire y no se produzcan grumos que posteriormente nos dificultarían la correcta cocción del bizcocho.

Untamos suficiente mantequilla en la superficie de un molde para que después del horneado, el bizcocho no se quede pegado. Vertemos la mezcla e introducimos el molde con la masa en el horno durante 45 minutos aprox a 180 grados. No olvidar precalentar el horno antes de introducir la mezcla. Si quieres comprobar que el bizcocho está listo después del tiempo, introduce un palillo o una aguja de punto y, si sale limpia, el bizcocho está listo para sacarlo del horno. Si la aguja se ensucia, eso quiere decir, que el interior aún sigue crudo.

¡No te pierdas este artículo!   ¿Dónde comprar productos típicos de Cuenca?

Coloca un papel de aluminio por encima para que el exterior del bizcocho no se queme y así pueda terminar de hacerse el interior. Cuando el tiempo termine, apaga el horno, retira el bizcocho y deja que se temple. Pasa un cuchillo con mucho cuidado por los bordes del molde para sacarlo fácilmente. Por último puede poner un poco de azúcar glass por encima y listo para servir.

Bizcocho de yogur integral con miel

Ingredientes

  • 100 gr de harina integral de espelta
  • 100 g de harina integral de avena. Especial sin gluten.
    • Aproxidamente un vaso entero de yogur y poco menos de la mitad
  • Un sobre de levadura de repostería o una cucharada sopera
  • Un yogur desnatado de soja y sin azúcar
  • Dos cucharadas soperas de pasas sultanas
  • 120 ml de bebida sin azúcar de avena, soja, espelta o similar. Un vaso aproximado de yogur
  • 50 gr de miel de flores. Casi medio vaso de yogurt
  • Aceite de oliva

Elaboración

Comenzamos precalentando el horno a 190º. Es imprescindible que el calor llegue tanto en la parte superior como inferior para poder hornear homogéneamente el bizcocho. Cubrimos el interior de un molde para bizcocho con papel de horno. o también podemos utilizar un molde de silicona.

En un recipiente grande agregamos el yogur y llenamos de aceite de oliva el mismo vaso de yogur hasta la mitad. Vertemos ambos ingredientes y con ayuda de una cuchara de madera mezclamos bien. Incorporamos las pasas, removemos de nuevo y añadimos la miel.

En otro recipiente mezclamos los dos tipos de harinas y la levadura en polvo. Con ayuda de un colador tamizamos la harina mezclada sobre el recipiente. Agregamos pequeñas cantidades al recipiente, y lo vamos mezclando con la cuchara. No seguimos añadiendo harina hasta que mezclemos bien, y así sucesivamente hasta acabar con toda la taza. Debe quedar bastante espeso.

Ahora toca añadir la bebida vegetal. Mezclamos todo bien y el resultado será una masa líquida. Si quedara demasiado espesa, podríamos añadir más bebida vegetal y si es al revés, más harina.

¡No te pierdas este artículo!   ¿Polvorones o Mantecados?

Ponemos la mezcla en el molde. Lo metemos en el horno y se cocinará durante unos 45 minutos. Para comprobar que está hecho solo hay que meter un cuchillo o un pincho y si sale limpio es que está en su punto. Abrimos el horno y dejamos enfriar al menos media hora antes de comer.Para decorarlo podemos untar una fina capa de miel y espolvorear coco rallado o copos de avena por encima

Consejos para conseguir el bizcocho de yogur perfecto

  • Saca todos los ingredientes un poco antes del frigorífico. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente.
  • Respecto al uso de batidoras. Las que llevan varillas son mejores para los bizcochos que las de hélice, ya que introducen aire en la base consiguiendo de esta forma que la masa del bizcocho gane en esponjosidad.
  • El molde debe tener un tamaño adecuado. Ni demasiado grande,ni demasiado pequeño. Si es demasiado pequeño, el bizcocho crecerá por encima del molde y se os hundirá y si es muy grande, es probable que os quede plano y seguramente seco.
  • Engrasar siempre el molde con un poco de aceite o mantequilla, espolvoreándolo con un poco de harina después.
  • Siempre hay que precalentar el horno entre 180ºC y 200ºC  durante 10 minutos (calor arriba y abajo,si es de aire aún mejor porque repartirá el calor uniformemente), así os nos aseguramos de que la temperatura es uniforme durante todo el proceso. No lo pongáis cuando el horno está frío.
  • Podemos incluir un vaso de agua dentro del horno para que le aporte humedad y quede más esponjoso.
  • Nunca debemos abrir el horno durante los primeros 20 minutos

Esperamos que te hayan gustado las dos recetas de bizcochos de yogur y te animes a hacerlas. Recuerda que son muy fáciles y seguro que van a quedar deliciosas. ¡No olvides dejarnos un comentario!

Deja un comentario

Panadería artesanal de cuenca
Panadería artesanal chapela
×